Pañuelos, pirules y xatos

La Nueva España, 2019/11/10

1 Al presidente del Gobiernu asturianu, Adrián Barbón, nun-y cai de la boca la igualdá ente homes y muyeres, y dícennos los medios que la conseyera d’Educación ye feminista. Pero, al institutu onde trabayo, acaben de llegar instrucciones pa que consintamos qu’una alumna asista a clase cola cabeza ritualmente tapada con pañuelu, contraviniendo les que se-y comunicaron a ella. Ún ye un progre antiguu: por progre, cree que la educación pública tien que ser ostensiblemente laica; por antiguu, que ye norma d’educación tradicional n’Europa (onde tamos, nun se pierda de vista) llevar la cabeza descubierta cuando s’asiste a clase, ente otres munches situaciones. Nun siendo les camisetes prenda tabú pa ninguna fe, ¿podía aceptase nes aules un alumnu que vistiere una con un eslogan pol estilu de «El cuerpu de les muyeres ye fonte de pecáu y hai que lu tapar»? (Munchu testu pa eslogan de camiseta, ya lo sé.) Pues ún, qué quier usté que-y diga, nun ve diferencia ente llucir esa frase en pechu y espresala simbólicamente col pañuelu, y, si una cosa nun ye aceptable, la otra tampoco. La conseyería d’Educación enllamuerga circulares con esa gramática repetitiva en morfema de xéneru que, de manera pomposa, llamen inclusiva. Vamos facer una preba: «Los alumnos y las alumnas podrán asistir a clase tocados y tocadas con velo por razones religiosas.» ¿A que nun funciona, nesti casu? ¿Y qué conclusión feminista sacamos? Yo, por mi parte, como creo na práctica de la igualdá más que na retórica gramatical, pienso aceptar en clase, pa en delantre, cualquier tipu de tocáu. Si val el pañuelu sexista, nun voi poner un pero a que l’alumnu que quiera me venga con sombreru mexicanu, fruteru a lo Carmen Miranda, cascu de moto, verdugu terrorista o yelmu d’armadura. Yo mesmu toi pensando n’esplicar la poesía de Luis Alberto de Cuenca (temariu EBAU) con boina. ¡Y que me digan algo!

2 Parlando de tapar cuerpu, viemos en prensa, estos díes, semeya del esibicionista de Mieres saliendo del xuzgáu cola cabeza envuelta nuna chaqueta pa nun dar la cara. ¡Él, que-yos enseñaba la pirula a les peregrines ensin mayor apuru! Será que lleva les vergüences del pescuezu p’arriba: un intelectual.

3 Nel mercáu de Cangas vendieron el cientu y la madre de xatinos, qu’un empresariu toledanu va llevar a La Mancha pa engordalos y esportalos, depués, al Mediterraneu norteafricanu. Les cámares grabáronlos apetiguñaos en vagones, metíos unos pelos otros, nerviosos, azotaos, l’espantu nesos güeyos bóvidos inmensos. A ún viniéron-y a la cabeza dos referencies. La primera, el final del cuentu de Clarín, cuando Pinín y Rosa ven pasar el tren con vagones cargaos de vaques «que, pasmadas, miraban por aquellos tragaluces…  ¡Las llevan al matadero! Carne de vaca para comer los señores, los indianos…»  Nesti casu, los nuevos indianos del mundu en desarrollu, que tamién los hai. ¡Adiós, Cordera! Y la segunda referencia que me vieno a la cabeza, qu’habrá quien nun la entienda, facíame pensar notros vagones, acorrompinaos tamién d’espantu, que trevesaben fronteres centroeuropees va más de 70 años. Ya, ya: que nun ye lo mismo, ya lo sé. Pues llámeme usté chifláu. Pero ¡qué triste me dexaron aquellos xatos vendíos en Cangas!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: