Surníos y el rei Lear

La Nueva España, 26/02/18

El presidente Javier Fernández dixo’l miércoles, nun actu públicu, que ve con optimismu’l futuru de la so agrupación. Mostróse feliz cola fidelidá de los conmilitones, que «formen piña» unánime con él, y remató afirmando que nun los había iguales en toa España. Digo Javier Fernández presidente del Sporting, claro.

L’otru, nun tonu perdistintu, tristón, anunciaba, un día enantes, que nun va acudir al homenaxe que, por un familiar d’él, Manuel Llaneza, celebra tolos años, en Mieres, el socialismu políticu y sindical asturianu. “No voy a ir a lugares en los que no se me estima.” Surniaba al decilo. Tol ratu. Podía ser pena, podíen ser mocos. Yo, que soi un románticu, quiero quedame colo primero. Los mocos estropien la dignidá igual qu’estropien el sexu, y el momentu que vivió Fernández delantre les cámares requería un destiláu purísimo de dignidá política. De toles maneres, mocos o pena, el surníu resultaba inconveniente, taba de más. Cuando s’escenifica, pal pueblu espectante, la denuncia de la traición, hai que llevar la nariz bien de les riendes, con mano firme. Recree usté a Shakespeare. Lear, rei caducu, desengáñase de la castra que crió y aborrez a les fíes traidores: «¿Hai equí alguién que me conoza? ¿Quién me va poder decir lo que soi? ¡La sombra de Lear! (Surnia.) Adiós. Nun nos vamos volver a alcontrar más (surnia), pero, con too eso, son carne de mio carne y sangre de mio sangre (surnia). O, meyor, venenu enxendrao de mio sangre podre (surnia). ¿Pensabais veme llorar? (surnia). Nun lo vais conseguir. Verdá ye (surnia) que me sobren motivos, pero, primero qu’echar una sola llágrima (surnia) rómpeseme’l corazón (surnia).» Qué va: el testu pierde muncho colos surníos. Unos mocos, reales o presidenciales, nesos momentos de tensión familiar y, al empar, política, entafarren, pegañosamente, la traxedia: corrómpenla, impurifíquenla, acomedícenla.

Pero apaeció Cordelia, la fía lleal. Jesús Gutiérrez, el que fuere nostromo cuando Fernández gobernaba la nave socialista astur, fexo un alarde de retórica atmosférica, tan del gustu del poeta inglés. «Se merecería [Javier Fernández] que se ensalce su labor, como hacen en todo el país, ya sea en el norte, el sur, el este y el oeste.» Gutiérrez ye un estremista, ye evidente. Y acierta, namás, media rosa de los vientos. El sur, por exemplu, ta raramente calláu. Cuatro díes después de los whatsapp, yo tovía nun vi na prensa defensa javieril de Susana Díaz. ¿Ú la Faraona amiguísima, que se-y sentaba al llau en cada congresu y reía chistes con él, simpaticona? ¡La desgracia ye pegañosa, hai que s’apartar d’ella, y más si va emparentada col orgullu! ¡Fuu, fuu! Otru puntu cardinal enemigu: nel este, ya conocemos el pocu filin (ensin tilde) que Fernández tien col PSC y lo que lu «estimen» (preciosu detalle del nuestru presidente escoyer, na puesta de llargo del cisma de la FSA, un verbu común col idioma catalán) los socialistes valencianos, a los que da «un poco de tristeza», según el conseller de Facienda llevantín, el frente interpartidista PP-PSOE pol que fichó esta selmana Fernández. Agora, los amigos: al oeste, en Galicia, el tratu tienlu col probable sucesor de Mariano Rajoy. Y nel norte, que somos nosotros, más de lo mesmo: Mercedes Fernández felicitábalu’l xueves y pedía-y relaciones intracomunitaries. Gutiérrez ye persona abierta y nun mira les sigles del qu’ensalza. Eso ta bien. Lo importante ye que te quieran. Si nun ye en casa, amores mercenarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: