Eros rural

La Nueva España, 02/12/17

Restolando per una web de chapucería informática a la gueta de soluciones improbables pal enguedeyu técnicu nuestru de cada día, saltóme propaganda d’una páxina de contactos: «Conoce solteras cerca de Proaza». Ye, con diferencia, l’anunciu más esóticu del que m’alcuerdo. Tengo que dicir, lo primero, que llevé una alegría importante, non tanto pola oferta como por comprobar que nun ye tan fiera la bestia como la pinten: Mr. Google mandábame a ligar (vamos llamalo asina) dende Xixón a Proaza. Algún algoritmu fallaba.

De toles maneres, podemos deducir que Proaza tien, actualmente, escedente de solteres. Chócame, porque tengo media idea de que, tampoco va munchos años, la situación taba a la inversa y hasta hubo un intentu de proponer el conceyu pa una etapa d’aquelles caravanes de muyeres qu’arrincaren del pueblu de Plan, en Huesca, y corríen la Vuelta a España Rural con parada y fonda. Nun sé si llegó a cumplimientu la meta de Proaza, y agora dame por pensar que lo mesmo se perdió l’autocar nalgún puntu imprecisu ente Banduxu y Villamexín y, dende entós, les solteres ronden pente castañeos perdíes, asilvestraes, ursificaes, ignoraes de la humanidá pero non del güeyu omnividente de Google que, compasible, manda un avisu de la situación desesperada d’aquelles infelices de la única manera que conoz: como spam.

Ponme a pensar el casu de les solteres de Proaza qu’esperen rescate d’un internauta parrondu. Nun se tien reflexonao bastante sobre la erótica rural, en particular n’Asturies. Hai poca literatura al respectu, y nun me diga que los amores edénicos ente Nolo y Demetria, allá na aldea perdida de Palacio Valdés, cubren debidamente esa falta. Acudiendo a la narrativa oral, tantes veces más prestosa, vienme a la cabeza un relatu, autobiográficu y revelador que me fexo l’etnógrafu Alberto Álvarez Peña. Andaba él investigando castros enterraos pelos sieglos, los artos y el felechu. Nun m’alcuerdo (nun me quiero alcordar) en qué pueblu, ofrecióse-y de guía un paisanu cincuentón, solteru a cadena perpetua en beneficiu de la metá femenina de la humanidá pero seguro que dispuestu a facer el sacrificiu de llimpiar les uñes si una caravana de muyeres parase un día improbable en so conceyu. Yera inviernu y, pali que pali, Berto y él garraron el camín que se garra siempre n’Asturies saliendo de cualquier llugar: el que tira cuesta arriba. Berto cerró hasta’l pescuezu la cremallera del plumíferu y apretó los güeyos, que-y los ponía tristes y llorosos el fríu. A ratos, quería caer agua con vocación navayera y el barru namorábase-yos pesadamente del calzáu. Hai que dicir, a too esto, que’l «sherpa» local gastaba indumentaria ambivalente, que lo mesmo podía llucir una nueche de san Xuan nel chigre de la villa que cualquier día a la hora de la hixene matutina na corte les vaques: despreciaba les convenciones sociales indumentaries, Karl Lagerfeld «à la montune». Tamién, vista la modestia del pañu, paecía tener firmáu un pactu de non agresión mutua cola pulmonía. Por fin, depués de muncha cuesta y munchu afuegu, llegaron a un cuetu raspáu, secu, orniáu con cuatro peñes pelaes y onde l’aire xelón añeraba y xiflaba una tonada inacabable en si mayor respigada. Dominábase d’ellí el fondu del valle, balizáu con melgueres columnines de fumu chimenero, maternal, prevocatible. Berto caló hasta les oreyes la gorra de pana pero, con eso y con too, pudo sentir perfectamente la declaración, ente romántica y orgullosamente localista, del guía:

¡Dios, qué sitiu! Una bota vinu, unos choricinos, una barra pan, una moza… ¡y a calcala!

«¡Di que sí, gallu!», rellambíase Bóreas, porcayón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: