Un alpinista

La Nueva España, 24/06/17

Gabino de Lorenzo nunca fue capón y nun va aceptar agora que venga la robañada socialista a rapa-y la quelina, mutatis mutandis, a pedi-y que pague él pol ya históricu pufu de 60 millones d’euros de Villa Magdalena. Púnxose de pates estos díes y repartió coces ente l’actual rexidor ovetense, Wenceslao López; un misteriosu ideólogu, l’home que-y xuxuria al alcalde, al que pinta como incapaz de facer malabares con tres idees; y l’equipu universitariu que fexo l’estudiu nel que s’apoya’l gobiernu local pa requerir responsabilidaes patrimoniales a De Lorenzo y a otros cuatro de los que llevaba como conceyales venti años atrás. Sobre esto último, soltó una cosa mui simpática. Dixo que-y molestaba, «como asturiano y como ovetense», l’estropiciu que sufría’l prestixu de la universidá al ponese de manera partidaria al serviciu de lo que los lectores de les sos palabres podemos interpretar como rencorosu rojeríu municipal. Sí, claro. Los asturianos siempre anduviemos mui esmolgaos pola Universidá, como la universidá, recíprocamente, polos asturianos. Pero, eso, pa otra vez. A De Lorenzo abúlta-y, pa enriba, que na contratación del equipu universitariu, aparte de cometese figures delictives varies, tiráronse 22.000 euros de dineru públicu. Mete mieu. ¡22.000!

Por Gabino de Lorenzo fala la nuera, l’abogada María Virgós, que tamién atendía (administrativamente, ensin falta de pala dientes) de la yeguada que la familia tenía en Benia d’Onís. Ponse Virgós nun futurible calamitosu (gana la banda de López y el suegru tien que meter la mano en bolsu) y sentencia que l’ayuntamientu diba beneficiase d’un «enriquecimiento injusto». Bueno. Entós, la situación actual habrá que la entender como un emprobecimientu municipal xustu. Pero, ¿cómo se determinen, nestos casos, conceptos éticos tan resbariosos? Resulta indiferente. La xente, por desgracia, ya nun da un duru pol conceptu «xusticia». Fai una apelación estéril la señora Virgós. Lo que cuenta ye quién paga la fiesta de Villa Magdalena, que, pa mayor ofensa, nin ye fiesta nin nada: una puñetera biblioteca. Panem et circenses, non panem et libros, paez mentira que se-y pasare a De Lorenzo colo intuitivu que yera él, que sí tenía cabeza pa facer malabares con tres idees al tiempu.

A too esto, cruzando pufos, caballos, l’oriente asturianu y auditoríes universitaries, ocúrreseme que, en propoción, 22.000 euros son a 60 millones lo que mide d’alzada un pura sangre con respectu al picu La Verdilluenga mangáu a recostines de la Torre Cerréu. Pa que lo entienda, don Gabino: ellos monten en burru y usté fexo alpinismu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: