Daños colaterales

La Nueva España, 21/11/2015

Daquella que Facebook yera novedá, ún (siempre tan cegaratu pa ver les señales) pensó qu’un empachu talu de pulgares p’arriba, una riada tan grande d’esibicionismu banal diba ser estigma vergonzante del que teníen que fuxir, espantaes, les persones con un mínimu de dignidá y autoestima. Hoi tengo cuenta. Dígolo ensin apuru porque detrás vieno Twitter. Les coses valórense por contraste y, al par de Twitter, Facebook paez obra de Wittgenstein. Facebook ye a Twitter lo que los visigodos a los hunos.

Cualquier acontecimientu destacáu produz un argayu de comentarios en Facebook y de “tweets”, de pipíos, que nun tienen más razón de ser que confirma-y al redactor la propia presencia nel mundu. Faise imposible concebir el númberu d’ellos que pudieron producir los atentaos de París del pasáu día 13. Asturies contribuyó cola arrogancia propia de la idiosincrasia local. Van permitime destacar dos.

49 facebookk conceyal

El que más dio que falar fue’l d’un conceyal de PP de Peñamellera Baja. La ocurrencia costó-y el cargu. Nel muru de la so páxina de Facebook escribió literalmente: “Que hijos de puta!! Y todavía tendremos que acogerlos y respetarlos pa que no digan que Europa no es solidaria y cosas de esas .. Un Puto tiro en la cabeza y fuera !!! Son todos iguales tarde o temprano la lían [cara enfadada] [cara enfadada] [pistola] [pistola]” Nótese que’l conceyal peñamelleru tien inseguridaes cola tilde. Acierta nos hiatos (“todavía”, “la lían”) pero naufraga col “qué” esclamativu inicial y preséntase como “Martin”. Tamién da muestres d’alguna deficiencia a la hora de puntuar: el signu de dos puntos venía la cuenta detrás del axetivu “iguales”. Nun merez la pena decir nada sobre los ausentes signos d’esclamación d’apertura. Sí veo con simpatía’l toque coloquial que representa la preposición apocopada “pa”. Pero nun me quiero centrar nestos aspectos en realidá irrelevantes. Atención: “puta” escríbelo, correctamente, con minúscula inicial; “Puto” con mayúscula. ¿Comete’l conceyal un error inconsciente cola forma masculina? ¿Será un usu ortográficu torcíu que delata la mentalidá machista del autor, que concede y niega la lletra capital en función del morfema de xéneru? Yo arriésgome a decir que non. Yo afirmo que, sutilísimamente, el conceyal, dando señales d’una intelixencia afilada y, por que non, foína, escribe la so proclama alredor d’un leitmotiv: la repetición. Dos signos cierren la primer esclamación; dos puntos “seguidos”, la oración siguiente; dos cares y dos pistoles, l’arenga. La repetición preside’l testu. Y una palabra namás, una sola, duplícase: una palabra qu’empieza por “p”. Dos pes. Pa facilitanos la penetración subliminal del mensaxe, el conceyal escribe la segunda en mayúscula: p y P… ¡Y echáronlu del cargu! ¿Anda’l PP asturianu tan sobráu de cerebros como pa prescindir d’esti? ¿O será qu’ellos nun tuvieron a l’altura de la encriptación? Umm…

49 plataforma 2

El segundu comentariu al que me voi referir ye un tweet publicáu el día 14 nun grupu denomináu Plataforma Educación en Asturias. Preséntase baxo’l conocíu lema: “Todos los derechos son para niñas y niños por igual.” Perfecto. Pero, al pie del lema, el grupu defínese como “Plataforma creada por padres para hacer de la educación asturiana un modelo a seguir en todo el país.” Equí ya falten les madres, chocante cuando se trata de facer un mundu igualitariu pa neños y neñes. Amás, da la impresión de qu’un ranciu espíritu covadonguista (salvar España otra vez dende Asturies) anima los esfuerzos d’esti colectivu.

 

49 plataforma educaciónVoi al tweet: “Lo ocurrido ayer en Francia es una muestra más de hasta qué punto pueden llegar los tarados extremisas. Sea por Alá o por el bable.” Esti (ya sabemos que nun ye “esta”) sí sabe escribir y puntuar. Pon bien les tildes y acierta col puntu posterior a “extremistas”: crea espectación que satisfaz con una sentencia lapidaria. Descubrimos con sorpresa, na última palabra, l’auténtica razón de ser del tweet: avisar de los peligros motíferos del bable. Hai verdaderes virtúes narratives nesti pequeñu escritu, impecable na forma. Pero, si pienso na sustancia, el visigodu de Peñamellera paez un filósofu racionalista en comparanza col hunu tuiteru. Póngase usté en situación: el sábadu a la mañana, l’anónimu de la plataforma proeducación prende la radio, oye qu’en París masacraron a cientu y picu persones y lo primero que-y vien a la cabeza ye: “¡El bable!” Algún circuitu anda cruzáu, pamidea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: