Sobre páxaros y políticos

La Nueva España, 13/06/2015

Ilustración: Pablo García

Ilustración: Pablo García

Los británicos acaben d’escoyer, en votación, el so páxaru favoritu, al que-y concedieron el títulu pomposu de «national bird». La medalla de bronce llevóla’l ñervatu, cantor refináu, sorpresa de los matos, agustinu que peca pol picu… Ye páxaru de persones vitales, inquietes, qu’anden siempre a la caza del merucu tamién elles. El segundu premiu fue pa la curuxa. Esto, qué quier que-y diga, abúltame una estravagancia. Pa votar pola curuxa, pamidea, hai que ser d’esa xente empeñao en resultar orixinal. Trasladáu el perfil al pescáu, pónen-yos en platu bonitu y dicen que-yos gusta más el congriu. Nun aprofio: quedó claro que nun formo parte d’esa congregación. Y, con muncha diferencia de votos, la corona de rei de la isla fue pal raitán. ¿Quién puede protestar cola escoyeta? El raitán ye una bolina d’aire emplumada. Tol manga xaponés inventóse admirando un raitán. Pósase, y por decir que lu aguanten dos alambrinos. Pía, y ta pidiendo mimos. Mirate, y faite pensar que yes bona persona. Encarna (anque meyor empluma) la benignidá, la inocencia, la belleza. Saludo, con apreciu y respetu, al British National Bird, que bien podía selo tamién de los praos ximielgos d’esta otra oriella del Atlánticu. Volviendo al restu de candidatos, ente los diez primeros nun figuren nin la pega lladrona, nin el cuervu faltón, nin el ferre sanguinariu, nin el cuquiellu impostor.

Al empar, nes comunidaes y nos ayuntamientos d’España celebráronse otres eleciones, nun digo que menos trescendentes pero sí menos prestoses. Llegábemos a elles col convenciemientu de gran parte de la ciudadanía de que les corporaciones a renovar yeren un aseladeru de pegues. Esto nun disgustaba a tol mundu: tamién la pega tien un públicu. Otros, munchos, votaron pa echa-yos enriba ferres. Bien de cuervos animaron la campaña, glayando amenaces y ofenses. Tamién hubo algún cuquiellu que cambió de ñeru faciéndose’l bobu y paez qu’hasta miedró, anque fuere a costa de tirar pal suelu los hermanos postizos. Ente unos y otros ocuparon los palos dispuestos pa posase: hai que tener cuidáu de nun pasar per baxo. Mientres se coloquen bien y non, métense picotazos: asoma’l dinosauriu que cada páxaru lleva dientro. D’otra manera, yo, nesta campaña pasada, nun identifiqué raitaninos: igual anduvi despistáu.

Lo que val pa escoyer páxaros nun val pa escoyer persones. Los sentíos entregámos-ylos al raitán pero la razón véncenos pa eses otres races escures, cuando non siniestres. Tiémblennos les piernes pensando na posibilidá d’un gobiernu de raitanes. Lo que nos gusta nun coincide colo que nos convién.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: