El canto de la almeja muda

Ilustración de Pablo García

Ilustración de Pablo García

La Nueva España, 28/03/2015

La conseyera d’Educación y Cultura presidió, hai unos díes, la sesión del Conceyu de Patrimoniu Cultural que declaró la tonada bien d’interés cultural inmaterial (BICI) como reconocimientu públicu, arguméntase, «al mérito de campesinos, ganaderos, jornaleros, pastores, arrieros, artesanos, obreros y aficionados que la supieron mantener incluso en tiempos difíciles para este tipo de manifestaciones».

Val. Pero nun veo yo por qué nun podía reconocese, tamién, el méritu de maestros, médicos, xueces, cures, fanegueros y rentistes del país que supieron, idénticamente, caltener viva la tonada. Globalizando: el méritu del pueblu asturianu, con independencia de sexu, fortuna o escalafón. Porque la tonada, a ver quién lo niega, fue, siempre, una espresión cultural interclasista, emotiva pa cualquiera qu’entendiere la infinita melancolía que s’apodera del espíritu contemplando cómo posa la nublina y cómo escurez a la salida del monte, esi sentimientu delicadísimu que ya desconocen los nuestros rapazos urbanites, nun sé si pa bien o pa mal. Querer facer pasar la tonada por una espresión de clase ye ridículo y, amás, denigra una creación artística sofisticada y elegante. Nun hai conquista de clase nesti casu: hai rasgu identitariu, en crisis como tolos rasgos identitarios asturianos, pero rasgu identitariu a fin de cuentes. Supongo qu’esti sintagma ye tabú pal actual gobiernu autonómicu, como lo fue pa los precedentes.

Peles mesmes feches de la BICIzación de la tonada, la conseyería de Cultura metió-y otru segotazu más, otra ferida dañina, por nun decir mortal, a l’asignatura de Llingua Asturiana. Ente otres coses, nel nuevu bachilleratu LOMCE reduzse a una hora selmanal, siempre dientro la optatividá. Pa qu’un alumnu escueya cursar asturiano tien que garrar otres dos materies coles que sumar siete hores (3 + 3 +1); ensin asturiano, puede facelo con dos (4 +3 hores). La cosa ta clara, ¿quién va querer más esámenes que los compañeros? ¿Y qué va aprender naide con una hora a la selmana? D’esti despropósitiu educativu nun se puede culpar al gobiernu central. El Real Decretu de xineru de 2015 determina’l mínimu d’hores de les materies troncales pero les condiciones de les de llibre configuración, como Llingua Asturiana, decídeles cada executivu autonómicu. En resumíes cuentes, anque’l currículu de bachilleratu incluya la materia de Llingua Asturiana, a efectos prácticos desapaez y la responsable ye la conseyera, vicaria del presidente del gobiernu d’Asturies. Hai poco más d’un añu, yo formé parte d’un grupín de docentes que tuvo audiencia con ella pa interesase polos planes que tenía pa l’asignatura. Agora, póngome coloráu de pensalo. Qué pininos fuimos. Bien podíemos suponer que perdíemos el tiempu. La insensibilidá de la Federación Socialista Asturiana nesti tema ye notoria y tradicional, consecuencia d’un provincianismu palmariu, y nun había razones p’albidrar cambios. D’otra manera, la conseyera, que nun ye asturfalante (circunstancia que, mutatis mutandis, imposibilitábala pa desempeñar el cargu en cualquier otra comunidá española con llingua propia) nun demostró nunca interés pol idioma vernáculu, anque cayere directamente nel so ámbitu de competencies. A los actos públicos relacionaos col tema, como podíen ser los premios literarios anuales, mandaba un subalternu dialectal que, coles poques palabres del so valle que pronunciaba, ofendía los años del procesu de normalización.

Pero la tonada ye bien d’interés cultural inmaterial, y ta mui guapo, en reconocimientu a los que «la supieron mantener incluso en tiempos difíciles», diz el Conceyu de Patrimoniu Cultural. ¿Qué tiempos difíciles son esos? Yo nací en 1962 y nun tengo noticia de ninguna pragmática contra la tonada nesti mediu sieglu, nin en tiempos del dictador nin depués. Sí ye verdá qu’aquella escuela nacional-católica disuadía del usu de la llingua vehicular de los cantares del país, que yera l’asturiana, pero neso nun alcuentro diferencies cola actual autoridá educativa, que tamién disuade activamente a los alumnos de que la estudien. Al gobiernu de la Federación Socialista Asturiana gústa-y la música (o eso diz) pero non la lletra. Lo qu’ellos fomenten ye, usando’l versu de Ludi, «el canto de la almeja muda».

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: