Femenín plural

La Nueva España, 14/02/2015

Álvarez Cascos renuncia a postulase pa presidente d’Asturies. Siempre fue mui per delantre de Fernández y Fernández y esta vez ’tain’t la escepción. Primero de pasar vergüenza electoral, échase pa un llau. Cuando llegue’l temporal, en mayu, y desencuaderne los vieyos galeones de los Fernández, náufragos al debalu espatuxando enganchaos a un tablón (al mesmu tablón: los dos xuntos’til la Fosa de les Marianes, pero que nadie lo llame amor: nun son DiCapio y Winslet, ningún se suelta en beneficiu del otru), cuando llegue esi día, ehí va tar, estudiando l’océanu implacable, el vieyu llobu de mar tralláu en mil galernes, el capitán Cascos, seguru en puertu, calentando les tripes con un prestosu grog d’ascendencia caribeña y con una sonrisa llaína trevesada pola caña d’una cachimba.

Mientres Cascos se decidía a renunciar, una corverana, lectora de La Nueva España, en coincidencia inspirada, mandaba al periódicu una carta col títulu «Enhorabuena», felicitándose y felicitándonos a toos por tanta despedida política como se gusmia que va haber d’equí a unos meses. Miento: felicítanos a toos y toes,’cause asina lo escribía: «todas y todos». Y tamién: «vecinos y vecinas», «ciudadanos y ciudadanas», «asturianos y asturianas». A esti humilde comentarista, esa desixencia de correción paragramatical (que ya va garrando solera) consistente en duplicar el xéneru nun-y gusta. Tampoco me gusta que la xente faiga chistes fáciles con ella. Por una vez, ’tain’t cosa de desacreditar ridiculizando (procedimientu, d’otra manera, tan válidu como’l que más). Entiendo l’argumentu de que’l sexismu infíltrase insidiosamente na cañada del idioma, na gramática, como un prion foín qu’infecta’l discursu del que ta fechu la vida. Pero la escritura (refiérome a los aspectos formales), digo yo, degrádase si la entendemos como acta notarial de les inxusticies presentes na sociedá o como compensación virtual, vicaria de la realidá que nun nos presta. La escritura, pa que mereza la pena gastar los güeyos con ella, tien qu’aspirar a ser regalu pal lector de bona voluntá. Yo soi esi lector de bona voluntá, predispuestu al aplausu y n’armonía cola sustancia política que denuncia la corresponsal corverana, pero lleer toes eses duplicaciones de xéneru fáiseme subir unes escaleres teniendo que posar los dos pies en cada pasu enantes de pisar el siguiente. Ye pesao, desanima y, amás, amazcarita la razón última y principal del escritu, subordínala o sustitúyela, conviértela en disculpa pa otra reivindicación que s’albidra más deseada: dante la comunión ensin catequesis preparatoria, gran pecáu.

Que l’administración pública, lingüísticamente zombi nesi adormecimientu d’amapoles del que salen les sos circulares y documentos internos, lo pida o imponga a los funcionarios,’tis un mal menor y asumible: los escritos d’esi partu infinitu ensin llibramientu nacen condenaos al ostracismu. Pero’l lector de prensa merez otru tratu, el mesmu que’l lector de noveles. Cuando de noveles se trata, nin la pluma más reivindicativa s’atreve a duplicar los xéneros. Por algo será.

Si se busca una compensación a la tradicional afrenta xenérica, ¿por qué nun defender la inversión en vez de duplicar? Quiero decir: cambiamos los plurales al femenín. Ye remediu enforma más racional y los argumentos que se-y opongan nunca diben ser de raíz estética, como estes repunancies qu’acabo d’esponer yo más arriba: nun diben ser quien a tapar un tufu sospechosamente machista. Nun soi el primeru que lo propón, suéname que Francisco García Pérez, nestes páxines, ya planteó la solución tiempu atrás. Ye cosa de facese a ello. Y nun cuesta tanto:

«Namás dos de les tres presidenciables de los principales partíos asturianos siguen na carrera autonómica: Mercedes Fernández pol PP y Javier Fernández pol PSOE. La renuncia de Francisco Álvarez Cascos sumió nel desconciertu a conocíes dirixentes de Foro Asturias, como Isidro Martínez Oblanca o Carmen Moriyón. El 14 de marzu, el partíu va escoyer la so nueva candidata por votación directa de les sos 12.000 afiliaes. Suenen pa encabezar a les foristes los nomes de destacaes representantes del partíu, como Enrique Álvarez Sostres o Cristina Coto.»

A mi suéname bien.

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: