Con qué facilidá faigo amigues

Consecuencia del últimu artículu d’esti blog, una tal Laura Fonseca salió en defensa de la periodista Azahara Villacorta, a la que yo aludí. Fonseca escribe lo siguiente en Facebook: “Quien cree que la profesión de periodista puede entrar en una lista de profesiones indeseables me parece respetable para el que lo crea, pero lo que no entiendo es que hace leyendo y opinando sobre un periódico.” (La tilde que falta nun ye cosa mía: copié y pegué.)

Y Villacorta agradéz-ylo: “Muchas gracias, Ché! Lo mismo digo, con mucho orgullo, de vos y de tant@s compañer@s. Conclusión: quien califica este oficio de indeseable se califica a sí mismo.” (Entós, si digo que los actores son guapos, ¿vuélvome guapu de repente…? A ver si alguién sabe esplicame, por favor, el principiu lóxicu d’esi razonamientu.)

De la contestación de Villacorta saqué en consecuencia que Fonseca trabaya tamién na prensa. Por salir de duldes, googleé, y sí: ye redactora d’El Comercio. Pido disculpes pola ignorancia: tengo dalgún amigu nesi mundu pero nun controlo tola nómina, amás que, pa qué lo voi tapar, nunca fui lector del diariu xixonés, xixonés como soi.

Vuelvo a Google. Lo primero que me sal ye una noticia del 6 de marzo de 2008 que diz que Laura Fonseca ganó “uno de los premios Anacer”. El primer párrafu (el que llee tol mundu) pon: “La periodista Laura Fonseca, redactora de EL COMERCIO, acaba de ser distinguida con el Premio Anacer de Periodismo que concede la Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida, por la «excelencia periodística en artículos cuya temática se centra en el campo de la reproducción asistida humana»”. Más abaxo, onde ya lleguen pocos lectores, precisen: “«La cigüeña de cristal», firmado por Laura Fonseca y publicado en este periódico el 30 de diciembre de 2007, obtuvo el accésit.” ¡Ah, entós nun fue’l premiu! Bueno, pero eso ye lo de menos: l’accésit tamién tien méritu, ye una categoría mui disputada.

Les palabres que me dedicó Laura Fonseca nun dexaben d’esmoleceme cuando yo taba ignorante del so perfil profesional, pero agora, sabiéndola periodista, pónenseme los pelos de punta. Fáigame’l favor y vuelva arriba. Admire’l bucle sintácticu de: “Quien cree que la profesión de periodista puede entrar en una lista de profesiones indeseables me parece respetable para el que lo crea” y dígame cuál ye’l nucleu verbal, cuála de les dos proposiciones la principal y cuála la subordinada. Resulta una construcción admirable. Trai a la cabeza esos dibuxos d’Escher nos que’l suelu se tresforma nel techu y les escaleres baxen p’arriba. Eso tocante a la forma, pero, tocante al fondu, yo sí que nun acabo d’entender lo qu’ella diz que nun entiende: ¿por qué nun voi consultar la prensa y opinar de lo que pon, anque la alcuentre decepcionante comparándola colo que yera cuando, polo menos, los que se dedicaben a ella conocíen les regles de la gramática? ¡Vaya bobada! Ye como si Fonseca tuviere que renunciar al sexu hetero porque, según afirmen los más recientes estudios médicos, los paisanos cada vez producimos menos espermatozoides. Qu’eso bien lo debe saber, documentada como ta na reproducción asistida.

Relatividad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: