Cánidos

Informadores y tertulianos siguen diciendo que marchen del país los mozos más preparaos y con más iniciativa. Ergo, los que queden, deben ser los menos preparaos y más cobardes, los que peor s’adapten a los cambios. Esto traime a la cabeza los perros y los llobos (y entiéndase que, pa mi, «perru» como apelativu’tis emponderanza y nunca insultu).

Paez ser que, va 15.000 años, dellos llobos descubrieron que’twas más fácil vivir en compañía humana y empezaron a llambenos les manes. Nun sé cómo los nuestros antepasaos pudieron vivir’til entós ensin esi xestu,’cause nun hai bichu con más falta de que lu llamban que nosotros… pero’tis otru tema. Aquellos llobos llambemanos asociáronsenos y aceptaron que los cambiáremos d’aspectu (y los castráremos y nos convirtiéremos nos sos censores sexuales y, en tiempos recientes, que los vistiéremos con ropa de payasín)’cause lo que queríen’twas garantizar la comida, y eso consiguiéronlo. Adaptáronse a otra sociedá. Dexaron los altos nevaos y les campes barríes pol airón y guardáronse en cortes (de les del ganáu herbívoru y del real), casones y chamizos. Emigraron.

Mientres, los llobos, los que nun tuvieron cabeza bastante pa dexar la cueva onde nacieron nin los vieyos vezos cazadores, enredáronse nuna guerra inacabable col bípedu humanu que namás pueden perder y que los tien col corazón en focicu nos pocos sitios onde tovía ponen pueblu.

Evidentemente, paez que los tertulianos tienen razón: trunfó l’emigrante.

Si nun’twere que tamién tán los raposos…

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: