Tres grandes oradores asturianos

Les noticies de la mañana de la RPA recoyíen declaraciones de Jesús Iglesias, sacrificáu dirixente d’I.U. que, a cambiu de favorecer la formación del gobiernu asturianu psoeísta de Javier Fernández, resígnase a ingresar nel Senáu, esa nulidá institucional tan poco apreciada pola so organización política. A lo que voi: diz Iglesias, con voz indisimuladamente feliz: “Dejo de ser exdiputado y dejo de ser excoordinador de Izquierda Unida en Asturias.” Bien, chaval. La figura literaria, mezcla de redundancia y rebuznu, denomínase rebuznancia.

Siguiente noticia de la RPA. L’alcalde d’Uviéu, Agustín Iglesias Caunedo (joder colos Iglesias, a ver si son portadores d’un cromosoma defectuosu), xente del PP, declárase esperanzáu col plan municipal de rehabilitación d’edificios’cause, afirma, “cada vivienda rehabilitada genera dos coma punto siete puestos de trabajo”. 2,.7. A esto podíemos llamalo pleonasnu.

Si alguién-y los disculpa argumentando que son lapsus linguae de los que naide ta llibre, cambie prudentemente de tema y pase a falar de la selección española de fútbol, del matrimoniu estrambóticu de la duquesa d’Alba o de les tetes de Leticia Sabater, ya m’entiende.

Según l’humor del que tea ún, produz vergüenza, rabia, pena o risa sufrir una clase política tan universalmente cacofónica. Tán de más tolos informes PISA pa evaluar el fracasu de la escuela española: basta con sentir falar a los que manden, y da igual si son fíos de bachilleratos antiguos, del BUP o de la ESO. Tará ahí la razón de qu’anden tan esmolgaos pol sistema educativu: con ellos falló. En cambiu, a mí, que vivo d’él, traime al frescu,’cause sé que, por munches reformes que se faigan, nunca nos vamos llibrar de Jesuses Iglesias nin de Caunedos. L’estudiante mediocre siempre va tener falta d’un chute de presencia pública que-y esclarie inseguridaes.

¿Imaxina usté a Jesús Iglesias o a Caunedo declamando l’alegatu d’Atticus Finch / Gregory Peck en Matar a un ruiseñor? Nel casu de Caunedo, esisten dificultaes por demás:’tis home iletráu. Entiéndame: nun acabó los estudios de Derechu, nun ta letráu. Dizlo mui guapamente Wikipedia: “Se matriculó en Derecho en la Universidad de Oviedo, pero aún no se ha licenciado.” L’adverbiu tien coña, debió redactalo alguién que lu quier mal y/o que lu conoz bien (¿por exemplu la que dexó de ser la so exmuyer, como diría Jesús Iglesias?).

Iglesias, agora, márchanos pal Senáu, onde va poder rebuznanciar a dúu con otru gran orador patriu, el socialista* Vicente Álvarez Areces, la respuesta asturiana a Cicerón. Ya sabe: Cicérón colocaba’l verbu principal al final d’aquellos periodos inacabables qu’enriestraben y enguedeyaben oraciones y oraciones, y Catilina retorcía les manes esperando l’estacazu verbal como otros la sentencia condenatoria. Pero los discursos de Cicerón parecen un cuadernu Rubio al par de los d’Areces: yo sigo buscándo-yos, infructuosamente, los verbos.

Advertisements

2 Responses to Tres grandes oradores asturianos

  1. Si marchare tola Xunta pal Senáu igual se solucionaba la crisis.

  2. Greetings from Sardinia, congratulations for the blog

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: