Monseñor y los vampiros

Investiguen a monseñor Reig Pla, obispu d’Alcalá de Henares, pola homilía que predicó en Televisión Española na misa de Vienres Santu. Un xuez d’Alcalá pidió-y el vídeo a TVE pa decidir si monseñor’tis un delincuente o non. Yo mirélu en YouTube, que s’acaba primero, pa investigar pola mio cuenta, gratis et amore, ensin gastu públicu y en beneficiu de la ciudadanía española.

Lo que fai l’obispu nel sermón’tis prevenir a “aquelles persones […] que van a clubs de hombres nocturnos.” Y l’avisu’tis: “Os aseguro que encuentran el infierno.”

Vamos por partes: ¿quién son esos “homes nocturnos” a los que se refier monseñor? (porque hai que ser mui tosquín pa nun ser dar cuenta que l’axetivu “nocturnos” vincúlase al sustantivu al que s’arima, “hombres”… ¿o vamos pensar que los obispos, supervivencia preciosa de la oratoria antigua, nun saben organizar correctamente una oración?, ¿que tamién ellos, y los seminarios católicos que los producen, son víctimes d’un sistema educativu degradáu, nel que se da p’alantre al que tien tres asignatures suspenses [Ontología, Teodicea, Lengua Castellana…], con tal de conseguir el númberu de titulaos requeríu pola autoridá educativa clerical?, ¿que puedes acabar siendo obispu cola Homilética suspensa…?). Usté mismu (si’tis caballeru o paisanu) puede ser un “home nocturnu”, vamos poner por casu, los sábados a la nueche, si-y apetez salir a beber un cacharru, si va a la última sesión del cine o si tien guardia de bomberu. El propiu monseñor Reig Pla puede ser un “home nocturnu” si pierde de dormir por ver España en la memoria n’Intereconomía. Entendío asina, la categoría “home nocturnu”, de tan global, nun tien razón de ser. Va per otru llau l’obispu complutense. Si la so referencia tien algún valor, será por específica, por aludir a un tipu d’homes que nun son nocturnos esporádicamente, sinón sustancialmente. Y d’esos, namás esiste una clase: los vampiros.

Sí: monseñor Reig Pla referíase a los vampiros. Y claro que los que traten con vampiros “encuentran el infierno”. Los vampiros son espíritus condenaos, son el mal encarnáu, son l’infiernu bípedu y ambulante. Enemigos de la Fe (con mayúscules de nome propiu, como correspuende a l’auténtica), reculen delantre la Santa Cruz, glayando como cuervos y tapando, cola capa, la cara esblanquiñada del que vive na sombra perpetua. ¡Nuna mano la Cruz y na otra la estaca, y a facer polvu d’ellos: pa eso recibieron de Dios dos estremidaes superiores los cristianos! Tamién’tis verdá que venía bien otra tercera pa garrar el martiellu col que pegar na estaca, pero, bueno, la Cruz tien un diseñu polivalente del que se puede echar mano en casu d’apuru. Si hai qu’espetar la estaca a cruzazos, faise.

Y yo nun duldo qu’eso’tis lo que quier facer monseñor Reig Pla: espetá-yosla a los homes nocturnos. ¡A saber si nun procedería ya unes cuantes veces! La Humildá, virtú cristiana por antonomasia, nun lu diba dexar presumir de cuántu polvu fexo con ellos. Pero hai veces qu’hai que dexar la Humildá pa prau y confesar los trunfos, ofrecese de modelu en voz alta y pública, si d’esa manera se puede ayudar a otros que tamién quixeren espetar y espetar, pero nun se deciden o nun saben nin cómo se remana la estaca, nin aú tán esos clubs onde cazar nosferatus. Esperamos, con ilusión y esperanza, un pasu al frente, una salida a la lluz reveladora, apostólica, d’esti nuevu Abraham van Helsing de la Fe: l’obispu d’Alcalá d’Henares.

Advertisements

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: