La fame del Rei

El Rei tien fame. Dizlo’l fíu, que lu visitó nel hospital. Agora podía yo poneme farrucu y presumir de pitonisu, de la noticia que di, na entrada anterior d’esti blog,’bout la voracidá de la familia real. Pero nun soi presumíu. Amás, tengo mieu que se tean malinterpretando los síntomas. El Príncipe proclama la fame del Rei pa tranquilizar la natural preocupación de los súbditos pol estáu del monarca, según aquella certificada relación ente apetitu y salú. Pero ’tain’t lo mesmo tener fame a la salida del turnu de noche del pozu Nicolasa qu’a la vuelta d’un safari n’África. La fame, si tien raíz africana,’tis mala señal.

La xente ta mui refalfiao, saca billete pal continente negru a lo xole, ensin parase a pensar nos riesgos. Depués vuelven como vuelven: con malaria, ébola, tatuaos a la henna o con fame. Hai que tar mui pendiente cuando se visita África. El Rei, andando tan campante pela sabana cola escopeta al costazu, lo mesmo enganchó, ensin dase cuenta, una fame africana. Y cuidáu, qu’aquelles fames nun son benignes como les d’equí, que se curen, como si tal cosa, con una visita a La Nueva Allandesa o a Casa Koty. Les fames africanes son insidioses, recurrentes, insondables.

Si usté o yo sufriéremos de fame africana, l’asuntu nun diba tener trescendencia ninguna alluendi la ruina familiar y l’inevitable estropiciu de vida social. Pero, tratándose de la másima representación del Estáu, les consecuencies pueden ser gravísimes. La tensión que se puede apoderar del monarca, por poner un casu, nun cóctel protocolariu que-y ofrezan na Casa Blanca viendo pasar bandexes con arcees turriaes’bout pan de centén, ¿quién nos garantiza que nun lu faiga perder la compostura delantre la primer dama neovexetariana que-y fala, cortésmente, de les bondaes de la dieta mediterránea?; ¿y si una acumulación salivar y empapiellona, causada pola tardanza del camareru nipón en saca-y la bolsina venenosa al pexe globu, dificulta tovía más, delantre del emperador, el verbu ya enforma líquidu y escuru del Rei y estropia un conveniu salvador de compra de lletres del Estáu?; ¿o cuánto diba pescar la flota del sur si don Juan Carlos pon más atención nos pinchos morunos de corderu que nes palabres cariñoses y meliflues del homólogu marroquín? Considere usté la circunstancia de qu’esta gana infartucable se faiga de dominiu públicu y cuerran peles cancilleríes primero, y depués per toles calles, caminos y caleyes d’Europa, espresiones pol estilu de «pasar más fame que’l rei d’España»: la humillación definitiva nel momentu económicamente dramáticu que vivimos.

Peor tovía: nun podemos descartar qu’esta fame-y la pegare alguién al Rei allá alantrones. Si’tis esi’l casu, y la fame’tis pegañosa, la situación garra tintes apocalípticos. Porque ya anunciaron que, namás salga del hospital, va celebrar l’audiencia habitual col presidente del Gobiernu, don Mariano Rajoy. Y, depués, el señor Rajoy verá a los ministros y a otros presidentes autonómicos pa dicta-yos normes y planes salvadores. Y los presidentes autonómicos volverán a los sos despachos más o menos periféricos y convocarán a conseyeros pa treslada-yos les disposiciones de La Moncloa. Y los conseyeros echarán cuentes, en mangues de camisa, con asesores y secretarios arrenegando de los presupuestos ordenaos, y al final d’esa imparable y terrorífica cadena andanciosa, ensin falta de que cuerra más d’un par de díes, tamos usté y yo, pasando fame.

Impónse una cuarentena real.

Advertisements

One Response to La fame del Rei

  1. yomesmu. says:

    fame negra d’un blancu na casa blanca, onde manda un negru con muyer ablancando…. y too, por non poder xintar l’elefante!!!. o será que venía empachau de tantu colmillu ( que, toos lo sabemos, seca muncho el gorgueru, y … que se sepa pallá baxu non tienen sidrina, que ayuda a que bajen los solomillos elefantunos), asín que … sabedios que abrá metío esi home n’el cuerpu, sentaríaymal, enfilose, engarrose con daquín por quítame pallá un pinchín de pezuña, o sabediosque, el casu’tis, que agora ya paez quey pasó. o tará disimulando????

Dexa un retruque

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: