Carne d’elefante

Mio padre comió carne de melandru. De chaval, subía pal monte con Xosepín de Benilde, un cazador del pueblu. Comíen de lo que caía. Con un melandru (que, según el relatu de mio pá, ye grasientu y pesáu) fartucábense los dos y sobrába-yos. Por eso m’espanta pensar cómo serán les cenes y les dixestiones de la familia real española, que, cuando s’echa al monte, nun ye pa menos d’un osu. Na Zarzuela, los melandros deben servilos de pinchinos col vermú, rebozaos como les gambes a la gabardina. Cada vez que’l Rei sal cola escopeta, el bichu a pol que va ye más grande: en 2004, fue un bisonte polacu; al otru añu, falóse d’un osu rusu; agora, un elefante d’Okabango; ya lu toi viendo, en cuantes la prótesis de cadera lu dexe, arponear una ballena nel Pacíficu norte.

En palaciu son munchos a la mesa, ye verdá, y l’únicu que mete comida en casa ye él, pero, con eso y con too, lo del elefante alcuéntrolo un poco desaxerao. Deben tener en sótanu un arcón de la de mi madre pa que nun se-yos pierda la carne. Y eso contando con que los elefantes tienen munchu desperdiciu, pol estilu de les ñocles. Ente pelleya, cabezona y pates, desaprovéchense una montonera d’arrobes. Porque hai que suponer qu’eso nun lo comerán. Yo, polo menos, nun lo diba comer, y fui mediopensionista na Universidá Laboral de Xixón. Pero, a saber: la nobleza ta fecha d’otra pasta. Lo mesmo se peguen poles uñes o’l rau. Y, d’otra manera, tán los neños.

–¡Güelito!, ¿acabóse l’osu? ¡A mi gustábame más l’osu del otru día!

–Ya, guapina. Pero hai qu’aprender a comer de too, que nunca se sabe cuándo van venir mal daes.

Polo visto, el meyor mes pa cazar elefantes en Botsuana ye esti d’abril. Informéme n’Internet (soi funcionariu de la enseñanza y tengo munches vacaciones, tol mundu lo sabe), y, si quies un safari d’home blancu, con agua caliente y televisión vía satélite a la vuelta de la cacería, la cosa sal por unos 30.000 €. Paezme que ya toi viendo a más d’ún echar les manes a la cabeza y protestar, con maldá republicana, polo cara que nos sal la monarquía. Pues non, mira tu. Primero de ponese a espatuxar convién garrar una calculadora y parase echar cuentes pa nun acusar a lo xo nin facer el ridículu.

A ver: un elefante africanu machu pesa alredor de 7.000 kilos. Vamos poner qu’una tercer parte d’esi pesu ye desperdiciu: quédennos, en númberos redondos, 4.500 kilos aprovechables. Si divido los 30.000 € ente estos 4.500 kilos, resulta que’l kilu d’elefante queda a menos de 7 €. ¿Ye caro? Piense usté a cómo anda’l xatu: a 18,20 el kilu d’entrecot en Carrefour hoi, 14 d’abril. Si don Juan Carlos fuere hoi a Carrefour a por 4.500 kilos d’entrecot, la cosa diba salinos a los ciudadanos españoles por 96.750 €, ¡el triple qu’un elefante!

Si se mira bien, cazar un elefante en Botsuana ye una razonable medida d’aforru digna d’emulación nestos tiempos de carestía. Namás hai qu’invertir un poco nel arcón conxelador, pero amortízase col primer safari: los númberos nun engañen. D’otra manera, los gastos del tresporte medicalizáu y de la prótesis de cadril del cazador cúbrelos el seguru: seguro.

Escribo too esto porque nun se me pasa pela cabeza la otra posibilidá: que’l Rei fuere allá alantrones namás que pol gustu de ver cómo s’esbarrumba un animal que fai vida de familia tan contentu cuando él, a una distancia prudencial, engarfia’l deu índiz de la mano derecha alredor d’un gatillu. Conducta pol estilu ye inimaxinable nuna persona formada nos selectos centros educativos onde tradicionalmente cursen estudios los miembros de la familia real española. Porque, si nun fuere asina (y respígome namás de pensalo), ¿de qué diben valir tolos planes d’escelencia educativa que prepara’l Gobiernu de la nación?

Anuncios

3 Responses to Carne d’elefante

  1. Jesús Fernandez says:

    Buenísimo. Unas carcajadas me acabo de echar.

  2. Xelu Morán says:

    Pa facer frente meyor a la crisis, rúxese en Perendi que’l Gobiernu va subir tamién un 20% el cupu de carne por cacería…

  3. mª jesus says:

    de lo mjor que leí sobre l tema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: